Con todo mi cariño y admiración…

40 años se dicen fáciles, pero son toda una vida, de entrega, de compromiso y sobre todo, de vocación.

Nos conocimos cuando tenía aproximadamente un año de haber llegado a la zona, en los consejos técnicos de directores; tal vez usted no se acuerde mucho de mi en ese entonces, yo era la jovencita que siempre estaba participando y que se reía de los comentarios de su esposo en cada tema que veíamos, pero yo sí me acuerdo perfectamente de usted, siempre tan distinguida, nos hablaba de la dinámica en su escuela y debo decir que a veces pensaba en como me iría sí llegara a trabajar con usted, sin embargo siempre pensé que pasaría muchísimos años antes de que tuviera la oportunidad de llegar a una de las escuelas de la cabecera.

Y mire las vueltas que da la vida… Sí pasaron años, pero muy pocos en comparación a los que yo pensaba, y tuve la oportunidad de llegar a la escuela a su cargo “Gral. Miguel Alemán”. Al principio me sentía intimidada, una escuela muy diferente en todos los aspectos a aquellas en las que había laborado previamente; sin embargo desde un principio me hizo sentir que ante las dudas que tuviera siempre me podría acercar a usted y resolverlas.

Después de un tiempo, usted no sólo se convirtió en mi directora, sino también en una guía y sobre todo en una amiga, me brindo la confianza para poder extender mis alas y desarrollar los proyectos que yo considerara eran apropiados para llevarlos a cabo con mis alumnos, siempre confió en mis capacidades y me invito a que diera más de lo que ya rendía, a que descubriera un potencial que aún no explotaba como debía de ser, a que fortaleciera mi vocación.

Aún recuerdo la primera vez que me dio el voto de confianza para ser docente de sexto grado, y la enorme satisfacción y lágrimas de emoción al saber que mi niña había ganado la etapa de zona y regional y nos íbamos al estatal, y cuando esta experiencia se repitió al siguiente ciclo escolar con mi niño y que tal vez, de no ser por algunas raras circunstancias hubiéramos repetido la experiencia juntas.

Usted tenía mucho tiempo “amenazando” que se iba a jubilar y creo que a todos se nos olvido que en cualquier momento podría hacerlo, cual fue nuestra sorpresa cuando anuncio que el día había llegado. Fue algo que no esperábamos, que nos dejo perplejos, que hasta el momento creo que no superamos. La escuela no es lo mismo sin su liderazgo nato, pero quienes estamos comprometidos con nuestra labor no dejaremos que el barco se hunda, quienes pronosticaron que la escuela se iría abajo sin usted, están muy equivocados.

Maestra Edith, como me hubiera gustado tener la oportunidad de trabajar juntas más tiempo, aprendí mucho de usted y me llena de orgullo saber que de igual manera lo hicimos una de la otra; le estaré eternamente agradecida no sólo por sus consejos, sino también por su amistad que continúa, por haberme abierto las puertas de su casa y de su familia, por quererme como yo la quiero también.

Me da muchísimo gusto compartir con usted esta celebración, va a recibir un reconocimiento más que merecido, por su entrega, dedicación, esfuerzo, porque es un ejemplo para los que la queremos y admiramos y sobre todo porque la escuela no sería lo que hoy es de no haber sido por su visión , tenacidad y capacidad.

Tiene usted todo mi cariño y respeto, como mi querida directora y además como mi queridísima amiga.
¡Felicidades!

image   imageimage

Anuncios

“sólo un verdadero amigo puede protegerte de tus enemigos inmortales”

Les quiero hablar de unos libros que me han fascinado en cuanto los leí, y que al hacerlo, me hicieron sentir una emoción que no había sentido desde que leí otra saga, curiosamente cuyos personajes son también, vampiros.

Para nadie es secreto que es sido una fan de Twilight desde hace muchos años, prácticamente alrededor de diez años, me enamore cuando leí la historia de Bella Swan y Edward Cullen cuando la leí por primera vez, sí, es cierto que muchos la consideran cursi, absurda, pero es una historia de amor diferente, con una perspectiva distinta del mito de esas criaturas nocturnas llamadas vampiros.

Han pasado años desde que leí una historia que me cautivara de la misma forma, a pesar de que soy una avida lectora, he leído otros libros, He conocido otras realidades, otros personajes, otras sagas, pero ninguna se asemejaba a mi cariño por los libros de Stephenie M.

Y entonces, una amiga me envió los libros de Vampire Academy, los tuve ahí, en mi correo guardados por mucho tiempo, hasta que un día decidí darme la oportunidad de conocerlos, y fue así como comencé la lectura del primero, en donde conocemos a Rosemarie Hathaway y la Princesa Vasilissa Dragomir, dos de los principales personajes de la historia, ambas vampiros aunque de distintas clases. Rose es una Damphir o guardiana y Vasilissa o Lissa como prefiere ser llamada, pertenece a la clase moroi. La diferencia entre ambas radica no sólo en los nombres y en las clases, sino también genéticamente hablando.

La clase Moroi son aquellos vampiros resultado de la unión entre dos Moroi, mientras que los considerados Damphir son la mezcla en un inicio de un Moroi y un humano y pueden sólo reproducirse con Moroi. Ambos con alma, son seres vivientes, fuertes. Los Damphir son por lo general guardianes de los Moroi.
Existe también otra clase de vampiros, aquellos que han perdido toda humanidad, cuya alma murió al ser transformados, ya sea forzosamente o por convicción propia, son muertos vivientes llamados Strigoi y son los enemigos inmortales de ambos, Moroi y Damphir.

La historia comienza relatando la vida de Rose y Lissa fuera de la Academia San Vladimir, en donde ambas estudiaban y de la cual escaparon cuando Lissa comenzó a vivir situaciones extrañas que ninguna de las dos podía comprender y que consideraron ponían en peligro la vida de la princesa. Después de dos años en “el exilio” son localizadas y llevadas de nuevo a San Vladimir por el guardián Dimitri Belikov, quién se convierte también en pieza fundamental de toda la historia.

En total son seis libros, que narran las distintas “aventuras” que viven estos tres personajes junto con otros como Christian Ozera, Simon, Mía, E incluso otros personajes tan bizarros como lo son el padre de Rose y los llamados alquimistas de quienes muchos de ellos desconocían su existencia.

La historia en general es una historia de amor, pero no sólo amor de pareja, de aquel que trasciende límites e incluso la muertes sino también de amor fraternal, habla de la verdadera amistad, aquella que puede sufrir pequeñas heridas pero no rompimientos irreparables, nos hace llorar, nos hace reír, nos hace sentirnos nerviosos, enojados, incluso enamorados (¿Belikov y su acento ruso? ¡Yes please!)

La historia de amistad se centra principalmente en Lissa y Rose, que se encuentran destinadas a ser una la guardiana de la otra y que están unidas por algo más allá de un vínculo afectuoso, existe de hecho un vínculo aunque unilateral que hace que una de ellas en ciertos momentos perciba, sienta e incluso vea lo que la otra esta haciendo, pensando y diciendo. Este vínculo resulta de suma importancia durante toda la historia, puesto que es gracias a el que Rose percibe cuando Lissa está en peligro, angustiada, triste, pero también es un vínculo que puede en un futuro alterar el destino de una de ellas de una manera trágica.

La de amor por su parte, es especial, puesto que inicia con una alumna sintiéndose atraída por el hombre que le asignaron como entrenador de esas sesiones extra pensadas en hacerla recuperar el tiempo perdido fuera de San Vladimir, después de todo hablamos de quién se encargara de proteger a la princesa Vasilissa Dragomir. Rose comienza observando a este misterioso y solitario guardián Dimitri Belikov, de quién sólo sabe que proviene de algún lugar en Rusia, le gusta usar abrigos de piel largos y las novelas western, pero sobre todo sabe que es uno de los guardianes con mayor honor y fortaleza que ha conocido. Este gusto que después se convierte en enamoramiento se va desarrollando a lo largo de los primeros dos libros, siendo en el tercero cuando Dimitri reconoce estar enamorado de Rose, a pesar de la diferencia de edades, del conflicto de intereses y sobre todo que sería una relación escandalosa para la mayoría.

Al igual que ha ocurrido con diversos libros, la historia del primero fue adaptada para el cine, sin embargo, no tuvo el éxito financiero que se esperaba y hasta el momento es la única película que traslada “Academia de Vampiros” desde las páginas hasta la pantalla.

Debo confesar que tal como lo discuti con la amiga de quien recibí los libros, el introducirme en esta saga de alguna u otra forma me transformó, volví a sentir la emoción que sentí con Twilight al leer cada uno de los libros, y cuando iba a finalizar el último incluso pospuse la lectura para no ver terminada la saga, me negaba a creer que la historia de estos personajes de quienes me encariñe tanto llegaba a su fin, cuando por fin leí la última página, no pude evitar llegar a las lágrimas.

Podría dar mas detalles, pero prefiero que estos se mantenga en un misterio, realmente es una historia llena de situaciones inesperadas, de muchas lágrimas, pero también de mucha alegría y orgullo.A continuación, los dejo con la sinopsis de cada uno de los libros.

Libro 1 “Academia de vampiros”: Los dhampir no pueden enamorarse. Son exclusivamente guardianes y están obligados a protegerse continuamente de las mortales amenazas de los Strigoi (los vampiros más violentos y peligrosos, los únicos que nunca mueren). Esto es un problema para Rose cuando descubre que su tutor en la Academia de vampiros va a ser Dimitri, por quien se siente más que atraída. El único rival a su medida es también el único que puede ayudarla a salvar a su mejor amiga….

Libro 2 “Sangre Azul”: Sinopsis: Rose Hathaway tiene un serio problema. Su guapísimo tutor Dimitri se está fijando en otra, su amigo Mason está colado por ella y el vínculo telepático que tiene con su mejor amiga… la vuelve loca cuando ésta tiene un nuevo novio. Entonces un gran ataque strigoi pone a la Academia en alerta y deciden poner a salvo a los alumnos en la elegante estación de Idaho. Pero la impresión de seguridad es falsa. Esta vez, Rose – y su corazón – correrá un peligro mayor de lo que imaginaba.

Libro 3 “Besada por la sombra”: ¿Y si seguir los dictados de su corazón significase para Rose la pérdida definitiva de su mejor amiga?Rose sabe que está prohibido enamorarse de otro guardián. Su mejor amiga – la última princesa Dragomir – siempre debe ser su prioridad. Por desgracia, en lo que respecta al impresionante Dimitri Belikov, algunas reglas se dictan para ser quebrantadas… Sin embargo, una extraña oscuridad comienza a crecer en la mente de Rose, y unas siluetas fantasmales advierten de la proximidad de un terrible mal a las puertas de la academia St. Vladimir. Los no-muertos acechan y desean vengar las vidas que ella se ha llevado consigo. En una trepidante batalla que rivalizará con sus peores pesadillas, Rose se verá obligada a escoger entre la vida, el amor y las dos personas que más le importan… ¿Pero significará su elección que solo una de ellas podrá sobrevivir?

Libro 4 “Promesa de sangre”: La vida de Rose ya nunca será igual. El reciente ataque Strigoi a la Academia St. Vladimir ha devastado el mundo Moroi. Muchos han muerto, otros han sido secuestrados, entre ellos: Dimitri Belikov. Rose tendrá que elegir entre mantener su voto de prote­ger a Lissa, su mejor amiga y la última princesa Drago­mir, o abandonar la academia y buscar a su amado. Pero, llegado el momento…
¿Encontrara el valor necesario para cumplir la promesa que le hizo a Dimitri y terminar con la vida de la persona que ama?

Libro 5 “Espíritu confinado”: Después de un largo y desgarrador viaje al hogar de Dimitri en Siberia, Rose Hathaway finalmente ha regresado a San Vladimir y a su mejor amiga Lissa. La graduación esta muy cerca y las chicas no pueden esperar a comenzar su vida más allá de las puertas de hierro de la Academia. Pero el corazón de Rose todavía sufre por Dimitri y ella sabe que él está afuera, en alguna parte. No pudo matarlo cuando tuvo la oportunidad. Y ahora sus peores temores están a punto de hacerse realidad. Dimitri ha probado su sangre, y ahora él la esta cazando. Y esta vez no descansará hasta que Rose se una a él… para siempre.

Libro 6 “El ultimo sacrificio”: A Rose Hathaway no le gusta sentirse encerrada, pero eso es lo que te hace la carcel. Lo que realmente le molesta es lo que ella no hizo -ella no mató a la reina Tatiana. Pero dile eso a la multitud de morois y dhampirs -mitad vampiros como ella- reunidos para el funeral… y que claman por su sangre. Last Sacrifice es la última novela de la épica serie de vampiros de Richelle Mead… y ella guardó lo mejor para el final. Asesinato… Amor… Celos, todo reunido en este último capítulo en el que Lissa, la mejor amiga de Rose se enfrenta a enemigos que no quieren verla ascender al trono.

IMG_2908.JPG

IMG_2907.JPG

IMG_2898.PNG

Yo antes de ti…

“Le conté la historia de dos personas que ni debieron haberse conocido, y que cuando lo hicieron no se cayeron bien en absoluto, pero sin querer encontraron en el otro la única persona en el mundo que posiblemente pudiera entenderlos” Jojo Moyes.

SINOPSIS: Louisa Clark sabe muchas cosas. Sabe que le gusta trabajar en el café The Buttered Bun. Sabe cuántos pasos hay entre el trabajo y su casa y sabe que quizá no quiera a su novio Patrick. Lo que Lou no sabe es que está a punto de perder su trabajo.
Will Traynor sabe que un accidente se llevó sus ganas de vivir. Sabe que ahora todo le parece insignificante y triste y sabe exactamente cómo va a solucionarlo. Lo que Will no sabe es que Lou está a punto de irrumpir en su mundo con una explosión de color.
Y ninguno de los dos sabe que va a cambiar al otro para siempre.

En diversas ocasiones había visto este libro, en librerías, en páginas web, en recomendaciones y pensaba “es el típico libro en el que dos personas se conocen y logran transformar la vida del otro al 100%, o tal vez es una historia de amor y desamor” y en definitivo no formaba parte de mi lista de libros por leer.

Sin embargo, alguien que lo estaba leyendo me dijo que la historia me gustaría, que sería algo diferente a lo que yo pensaba y no porque no haya cambios en la vida de estas dos personas, sino porque definitivamente no es una historia sobre el amor o el desamor; es una historia acerca de como el salir de nuestra zona de confort puede significar grandes cambios en en largo camino de la vida, cambios que tal vez nunca hubiéramos imaginado. Sí existen aspectos ligados al amor, pero la historia no se centra en ello.

Cuando la historia comienza, conocemos a Will, un hombre exitoso, con un futuro brillante y pleno; con una novia hermosa, un físico privilegiado e incluso un tanto arrogante, aunque lo hace de forma encantadora.Will se encuentra rumbo al trabajo a cerrar un negocio más cuando ocurre un suceso que transforma todo lo que conoce en un giro de 360 grados.
Transcurren dos años en la historia y conocemos a Louisa Clark, una mujer colorida, de una personalidad un tanto excéntrica, y acostumbrada a estar en una situación cómoda, donde trabaja en café, tiene un novio de años con quien parece estarse conformando, una familia que preocupada por la situación económica y de desempleo que prevalece en su pueblo. Louisa conoce su rutina diaria a la perfección, hasta esta se ve alterada el día que pierde su trabajo y se ve forzada a conseguir uno nuevo.

Louisa es contratada para cuidar a un hombre cuadraplejico, que lo ha sido por dos años después de sufrir un accidente de tránsito, y ese hombre resulta ser Will, quién se encuentra de ser el hombre encantador y lleno de vida que conocimos al inicio, es ahora alguien que se encuentra confinado a una silla de ruedas, a tomar decenas de medicamentos diariamente y quien definitivamente ha perdido toda alegría de vivir. Louisa es contratada por seis meses, siendo para ella un misterio del por que existe un “límite de tiempo”. Ahora, surgieron en mi varias hipótesis del por que sucedía esto pero nadie me preparo para saber la verdad: Will se encontraba en un estado tal, que decidió hacer una cita en Suiza que terminaría con su sufrimiento al término de ese periodo de tiempo; el papel de Louisa en su historia es primordial, pues decide tomar las riendas de la situación y buscar alternativas y diseñar experiencias que hagan que Will desista de la idea y la decisión que ha tomado.

Este es un libro que te marca, que toca un tema tabú para muchos como lo es la eutanasia, que te hace sentir realmente lo que estos personajes están viviendo y que hace reflexionar acerca de como a veces dejamos de poner atención en los pequeños detalles por preocuparnos por uno mayor en particular; la huella que podemos dejar en otras personas, no sólo en nuestra pareja o en los más cercanos a nosotros, sino muchos más, incluso en aquellos que no están a nuestro alrededor.

Yo antes de ti reúne a dos personas que no tienen nada en común, pero al igual que ocurre en esta vida con miles de hombres y mujeres, logran transformar el camino de cada uno de ellos, sin querer, sin pensarlo y con consecuencias que tal vez ninguno de ellos hubiera imaginado.

Es un libro altamente recomendado, mantengan siempre su mente abierta al leerlo, así como a todas las posibilidades. El final pudiera o no ser el esperado, pero bien vale la pena darle una oportunidad.

IMG_2906.JPG

Y simplemente… El amor.

El amor. Algo difícil de describir en un solo concepto, ¿no?. Lleno de complejidad, de distintas concepciones, nunca estático, siempre cambiante.

Cuando era niña, soñaba con el momento en el cual encontraría al “amor de mi vida”. Esa persona con quien tendría una conexión inmediata, me casaría, tendría dos hijos, un perro, una casa y una vida feliz a su lado por siempre y para siempre (Hello Películas de Disney!) Incluso, me acuerdo como le dije a mi mama “me voy a casar cuando tenga 21 años, y a los 25 ya voy a tener dos hijos”

Sin embargo con el paso del tiempo, la vida y las experiencias derivadas de la misma me hicieron cambiar esa idea. Hubo un momento en que pensé que el amor consistía en una dosis de ansiedad, otra de celos, una más de decir que sí aunque en realidad quisiera decir que no porque ¿que tal que se enojaba y me cambiaba por otra? Cuándo uno es adolescente nos dejamos llevar por tantas inseguridades, tantos miedos, sobre todo al de sentirnos solos en un mundo bombardeado por ideas preconcebidas sobre el amor y que muchos toman como su “ideal”.

Me mantuve así durante mucho tiempo, deje ir a alguien que tal vez sí lo hubiera valorado más las cosas hubieran sido distintas al final. El ha sido uno de mis grandes amores y a pesar de tanto tiempo hace unos meses cuando lo vi, aún a distancia mi corazoncito dio un salto. Se que es feliz y por lo tanto lo soy también.

Pero no todo ha sido negativo, han habido en mi vida personas que han dejado huella de manera positiva, pero que la vida y las circunstancias derivadas de ella nos han alejado. Aún así, son personas que brevemente dieron mayor alegría a mi corazón a pesar de ninguno haber ostentado esa etiqueta de “el amor de mi vida”.

Y entonces, los 21 años fueron y vinieron, y ese ideal que tenía cuando niña no se cumplió. Sin embargo, no me percate de ello hasta tiempo después cuando llegue a los 25 y dije “no tengo ni al amor de mi vida, ni a mis hijos, mi perro y mi casa” pero la falta de amor definitivamente no es mi caso.

Así me di cuenta que los conceptos que uno tiene sobre el amor de su vida pueden ser completamente opuestos a los 25 que el que tenías a los 15. Porque así como el mundo cambia a marchas forzadas, también lo hacemos nosotros, evolucionamos,nuestros ideales de transforman, a veces nos hacemos más realistas, cínicos incluso pero sin duda, aprendemos que el amor de nuestras vidas no necesariamente debe ser una persona, pero de ello, hablare más adelante.

Hace año y medio conocí a alguien, bajo unas circunstancias algo bizarras. Mi amiga que vive en Europa pero es colombiana, vivió en D.C cuando era joven y allí conoció a alguien, al mejor amigo de su entonces novio. (¿nada confuso verdad?) me comenzó a hablar de tal amigo y un día, nos presento como se presentan muchas personas hoy en día: a través de las redes sociales. El es un buen hombre, muy trabajador, hogareño, excelente padre. Alguien que sin duda mi versión de 15 años hubiera elegido para mi. ¿El gran inconveniente? La distancia de miles de kilómetros que nos separan. Hace tiempo dije que las relaciones a larga distancia ya no eran para mi, sin embargo me di la oportunidad de conocerlo, vino a verme y a pesar de la poca comunicación que se daba en ocasiones, me fui enamorando de el. Desafortunadamente , la distancia es difícil y a veces, el sentir segura a una persona no lo es todo, caemos en la comodidad, en sentir que ese alguien “ahí está para nosotros” y comienza la incertidumbre, el querer irse “con pies de plomo” y sobre todo, a veces las personas dejan que demonios del pasado ganen y saboteen las cosas. Amigos seremos siempre, es una persona muy valiosa, pero tristemente ni yo soy la mujer de su vida, ni el es el hombre de la mía. Simplemente así, sin nada más que decir.

Y entonces volvemos a lo anterior. Con el paso de los años, aprendí que el amor de mi vida no necesariamente debe ser una sola persona, es decir alguien más. Entendí que el amor de mi vida soy yo, porque sí yo no me quiero, como puedo esperar que alguien más lo haga y descubra la persona que soy, como lo puedo enriquecer así como el enriquecerá mi vida. No quiero sonar egocéntrica, esa no es mi intención en lo absoluto, pero siendo alguien a quien le cuesta tanto reconocer sus virtudes, el considerarme a mi misma como mi gran amor ha significado romper barreras, deshacerme de inseguridades, ver la vida con otros ojos.

Aprendí que amar no se limita a mi pareja, mis padres, mi familia,mi trabajo, mis alumnos, mis amigos, todos ellos forman parte de ese amor que hay en mi corazón, mismo que año con año se hace más grande para albergar a personitas que llegan a formar parte importante en mi vida. El sueño de la niña de quince años no se perdió, simplemente se transformo, y aunque a mis 29 mi corazón aún desea toparse en el camino de la persona con quien principalmente compartiré mi amor, el final feliz ya no dependerá enteramente de el.

Los Beatles alguna vez dijeron “todo lo que necesitas es amor”, y este comprende de todos los tipos, no sólo el de pareja. Es difícil de entender, pero no imposible.

¡Ya son siete años!

Cuando era niña, sí alguien me preguntaba que quería ser de grande mi respuesta sin duda era:”quiero ser maestra”. Aún recuerdo al jugar con mis primos en vacaciones como hacíamos nuestra propia escuelita en el corredor de mi abuelita. Claro está que yo era la maestra de mi pequeña clase unitaria.

Con el paso del tiempo, comencé a escuchar comentarios como “¿por qué mejor no estudias ingeniería como tu papá?, en esa carrera se gana muy poco, creo que puedes estudiar otra cosa”. Afortunadamente esas palabras nunca pertenecieron a mis padres, ellos siempre apoyaron el que yo estudiara lo que deseaba. Sin embargo, durante la adolescencia, al pensar el camino a seguir durante la universidad pensé en varias opciones, pero siempre la más fuerte fue la de la docencia.

Entonces, mi mama me mostró una fotografía de la BENV, la Benemérita Escuela Normal Veracruzana y fue amor a primera fotografía, desde que la vi pensé que tenía que estudiar allí y al cabo de algunos meses mi sueño se cumplió e inicie así mi formación docente. Debo decir que fue una etapa difícil, muchas veces me embargaron las dudas”¿será realmente mi vocación?, ¿sí me mandan a trabajar a lo alto de una montaña, me iré?, ¿alguna vez llegare a ser una buena maestra?” Muchas de ellas impulsadas por el hecho de que al no tener padres profesores no contaba con conocimientos previos en muchos aspectos; pero, debo decir que gracias al ejemplo de excelentes maestros y de personas que creyeron en mi, decidí seguir adelante y concluir mi formación inicial como maestra de primaria.

Entonces, hace siete años mi vida volvió a cambiar, se Presentó ante mi un nuevo camino de la mana de mi nombramiento oficial en el mes de noviembre. ¿Mi destino?: Los Lirios, perteneciente al mpio de Ángel R. Cabada, a aproximadamente cinco horas de mi casa en aquel momento.

Fue entonces que comenzó mi trayecto como docente, no es lo mismo lo que lees o experimentas en la normal con la realidad a la que te enfrentas ya dentro de un aula, en una comunidad con personas que no conoces, en una escuela con compañeros muy diferentes a ti. Ese tiempo, esas experiencias durante esos primeros años no los cambiaría por nada. Es cierto, hubo momentos de tensión cuando fui directora, pero también tuvimos grandes momentos de satisfacción, trabaje con compañeras maravillosas dentro de las cuales se encuentra una persona que se convirtió en alguien muy importante para mi, alguien que me adopto como hermana y que junto a su familia se han convertido también en mi familia a lo largo del tiempo.

Después, por diversas circunstancias, mi ciclo en Los Lirios culmino y comencé a trabajar en una escuela más cercana a la cabecera municipal y en donde además de formar parte de una escuela tridocente, me convertí además en la presidenta del colegio multigrado de la zona a la que pertenezco. Mi estadía en la escuela Cuauhtémoc fue corta, pero me llenó de enormes satisfacciones y de muy buenas experiencias tanto para mis alumnos como para mis compañeros y para mi.

Y finalmente, llegué a mi escuela actual, con ganas de aprender y seguir creciendo, de demostrar también que mi lugar en ella me lo había ganado a base de esfuerzo y trabajo derivados también por las oportunidades que me brindo alguien a quien puedo considerar un amigo, gracias Mauricio por la confianza y por creer en mi y en mi potencial; que no por tener “pocos años de servicio” no iba a poder con el paquete y sobre todo ganas de probarme a mi misma que el límite es el universo. Llegue a ella tras haber recibido comentarios, recomendaciones y demás consejos de los cuales tome el siguiente “no te dejes llevar por lo que dicen y conoce a las personas primero” y doy gracias a Dios por haberlo seguido porque mi experiencia es muy diferente a la que algunos piensan que se enfrentarán a llegar a mi escuela. He tenido la fortuna de continuar creciendo como ser humano, como amiga, como discípula, como maestra e incluso como madre.

Mi directora es una persona que además de ser la líder de la institución a su cargo, es además alguien que sabe lo que quiere y que despierta la motivación en los demás para que had en su mayor esfuerzo y hagan las cosas lo mejor posible, me ha permitido extender mis alas y hacer y deshacer dentro de mi aula y fuera de la misma, respeta mi trabajo y por ello estoy profundamente agradecida. Además, dentro de la escuela cuento con la amistad de compañeras que dan lo mejor de sí y se encuentran comprometidas con su profesión y con siempre lograr los mejores resultados posibles como escuela. Pero sobre todo, he tenido la fortuna de tener alumnos a mi cargo con enormes ganas de aprender, de salir adelante, curiosos, parlanchines, aplicados y por que no, traviesos también.

Creo yo debido al compromiso asumido por padres, alumnos y maestra, y por la trayectoria escolar de mis niños, hemos obtenidos excelentes resultados en aprovechamiento, gracias a ellos también ingresé a carrera magisterial, hemos superado dificultades y sobre todo, me gustaría pensar que les he contagiado el gusto por aprender, las ganas de superarse, de siempre continuar adelante sin importar los obstáculos. Algunos de mis niños y sus familias me adoptaron como sí fuera parte de la suya y siempre recordare y los llevare en mi corazón por ello. Una de esas personitas es mi niño, mi hijo, mi ex alumno que se convirtió en una persona muy importante para mi, que me adoptó como su segunda madre y yo como mi hijo. Gracias por todo tu cariño, por las satisfacciones, por siempre estar al pendiente de mi, a tus padres por ser también mis amigos y permitirme que te quiera tanto y sobre todo a la vida por poner en mi camino a personas como ustedes. Estoy muy orgullosa de todos quienes a lo largo de mi desempeño docente han formado parte del mismo 🙂

Es por ello precisamente, es gracias al amor que entrego y que recibo en mi profesión que he logrado superar problemas de depresión, de inseguridades, estando en mi salón de clases es uno de los momentos en que me siento más feliz y satisfecha con lo que puedo hacer por mis niños y ellos por mi, me siento realmente bendecida de hacer lo que amo, de que el ser maestra sea mi pasión, que ello me complete, mi alimente, ilumine mi vida y mi corazón. Bendito Dios tengo un gran sistema de apoyo:mis papas, mi hermano,  mis hermanas, mi niño, mi querer, mis amigos y todos aquellos quienes me quieren y a quienes quiero. Que la vida les devuelva el doble de los buenos deseos y buenas vibras que me han dado.

Ser maestra para mi es un acto de amor, se requiere de vocación para serlo y de mucho compromiso por parte de quienes participamos en la educación de los niños, de iniciativa, de creatividad, de diversas competencias que espero ir desarrollando a lo largo de mi trayectoria, de apertura, de crecimiento. Estoy convencida de que nací para serlo y que el tiempo que desempeñe esta labor tratare de ser la mejor maestra que pueda ser año con año, día con día, a pesar de todo y de todos.

Definitivamente, amo ser maestra. Feliz séptimo aniversario para aquellos que iniciaron este camino en el mismo año que yo, no puedo creer que se haya ido el tiempo tan rápido, gracias a Dios por mis siete años se servicio y que vengan los demás, que definitivamente estoy lista para recibirlos!

IMG_7614.JPG

IMG_7439.JPG

IMG_4644.JPG

IMG_4701.JPG

IMG_3895.JPG

IMG_1209.JPG

IMG_3076.JPG

IMG_2386.JPG

¿Ser o no ser parte de un Fandom?

De acuerdo al Urban Dictionary: un Fandom es una comunidad que sigue un programa de televisiòn, una pelìcula, un libro, comics, un grupo musical, etc. Con miembros tan diversos que pueden ir desde niños y adolescentes, hasta adultos jòvenes y mayores que hablan, comparten, escriben acerca del sujeto antes mencionado.

Es decir, ser parte de un fandom no es exclusivo de un grupo de chicas de trece años, o de mujeres de treinta. Los fans de Harry Potter por ejemplo pueden fluctuar entre niños que estàn aprendiendo a leer, hasta los abuelos de esos niños y lo mismo ocurre con los fans de Star Wars cuando las primeras peliculas salieron, hasta aquellos que ahora las estan descubriendo. Todos finalmente forman parte de una misma comunidad.

Con el paso del tiempo puedes convertirte en miembro de uno o de varios fandoms, a veces continuamos en uno durante muchos años, en ocasiones podemos olvidarnos despuès de un tiempo pero todos forman parte importante de quienes somos y nuestras experiencias de vida. Ahora, tal vez se pregunten: ¿Ella que sabe de esto? ¿Por què comenzar con este tema? Pues…. Ta ra ra ran!!! Yo tambièn formo parte de uno y debo confesar que a lo largo de mi pertenencia en el  he vivido distintas experiencias tanto positivas como negativas que me llevaron a tomarlas como inspiracion para el primer tema con el que voy a  iniciar este Blog.

Desde hace algunos años he sido fan de la Saga Twilight, de los libros, de algunos actores, de diversa mercancia comercializada, del fan fiction, de algunos sitios fan (en algùn tiempo incluso fui administradora de uno) Y no me apena en lo absoluto el reconocerlo , aunque para algunas amistades y mi familia es màs que obvio 🙂 . En el caso particular del Fandom de Twilight, hay algo que siempre lo ha caracterizado y es la cantidad enorme de miembros que posee, de todas las edades, de todas partes del mundo, que se inclinan por un personaje u otro, por un libro, por un actor o actriz, entre otras afinidades lo cual me lleva a la segunda caracterìstica: Somos un fandom sumamente dividido. Pero antes de llegar a la parte no tan divertida permitanme platicarles cual ha sido la mejor experiencia al ser parte del mismo la cual resumo en una palabra: AMIGOS.

Si, pertenecer a esta comunidad me ha introducido no solo a conocer otras costumbres, otras culturas, sino también a otros amigos de mi misma ciudad, país, y también de otros países que pueden ir desde nuestro vecino  país del norte hasta Austria o incluso Venezuela y España por mencionar ejemplos. Afortunadamente con el tiempo, estas personas “conocidas” se han convertido en amistades muy queridas para mi, las cuales iniciaron al compartir un mismo gusto  y se han extendido a compartir , secretos, tristezas, alegrias, logros, fracasos, etc. En lo particular no es algo superficial, es algo real y que a pesar de los kilómetros, el idioma, el no conocernos personalmente se ha construido por mucho tiempo y seguirá afortunadamente fortaleciéndose por mucho mas.

Conozco incluso personas que han viajado para ser parte de una premiere, de una reunión de fans, de un concierto, para conocer a su amigo del fandom, a convenciones, al cómic con;  y que han vivido momentos increíbles, que los guardan como grandes recuerdos, como algo inolvidable, como uno de los mejores momentos en su vida.

Sin embargo como el yin y el yang, todo positivo tiene su lado negativo, situaciones  no muy divertidas. Durante este tiempo  he observado amistades que se rompen, peleas, burlas y situaciones difíciles entre miembros del fandom. Personas que enfrascan tanto en ser “fans” que se pierden de lo que ocurre a su alrededor en la “Vida Real”, que se vuelven introvertidos y se pierden de momentos, de vivencias que no se van a repetir por solo estar concentrado en ello, que en ocasiones incluso pierden su identidad y viven en un mundo de fantasía en el que solo existen los miembros del fandom y el objeto de su fanatismo.

Es ahí cuando ser parte de un fandom deja de ser divertido. Cuando sufres fìsica y emocionalmente,  cuando dejas de participar en lo que ocurre a tu alrededor, cuando es mas importante saber quien es novio de quien o cuando va a publicarse el siguiente capitulo de tu fic favorita que el compartir tiempo con tu familia, con tus amigos, con tu entorno. Y  no hablo de una edad en especial, este patrón se puede presentar en todas las edades, en cualquier momento, el cualquier idioma, raza, clase social, etc.

Esta no es una critica hacia ninguno, por el contrario. Ser parte de un Fandom  es sumamente divertido! Y sea lo que sea de lo que seas fan no olvides que, lo es  Siempre y cuando  tengamos los pies puestos sobre la tierra, cuando reconozcamos que hay mas para nosotros en la vida que leer, que conocer, que aprender, que hablar, que vivir… Como bien dice el dicho “Nada con exceso, todo con medida”

M.M.C